Green Urban Data vigila la calidad ambiental de las ciudades

Tomar buenas decisiones ambientales hoy determinará la calidad de las ciudades en el futuro. Green Urban Data es una empresa emergente cuya misión es proporcionar los datos más fiables a las administraciones para que adopten medidas informadas para mejorar la vida de sus ciudadanos. Y todo ello, utilizando recursos públicos. Todo es sostenibilidad.

Hace poco más p un año, los arquitectos Alejandro Carbonell y José Miguel Ferrer fundaban Green Urban Data. Una iniciativa empresarial que suponía una evolución sobre el trabajo que venían realizando en aplicar principios de eficiencia energética al urbanismo y la movilidad en las ciudades.

Su propuesta se focaliza en la obtención y explotación de datos medioambientales que permitan a las administraciones locales tomar decisiones de forma rápida para proteger la salud de los ciudadanos.

El acopio de datos puede realizarse con una red de sensores repartidos por la ciudad, “pero es una solución cara -señala Alejandro Carbonell- y podíamos acceder a esos datos de una forma más económica: a través de la información que proporcionan los satélites”.

Con esta thought desarrollan todo un sistema de información que se nutre de datos públicos. La cuestión age replicar, de algún modo, un uso ya existente, como era el agrícola, para la gestión urbana.

“Las imágenes p satélite tienen una gran utilidad en la gestión agrícola: permiten conocer la humedad del suelo, si hay alguna amenaza de plaga o incluso seguir el proceso de maduración del cultivo para elegir el mejor momento de cosecha”, señala Carbonell.

Así empieza el primer proyecto, centrado en la calidad ambiental. El sistema permite analizar barrio a barrio y saber, por ejemplo, la presencia de agentes alérgenos, o conocer la calidad de la vegetación de un parque.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.