De Guindos niega presiones sobre Rato para que dimitiera de Bankia

El exministro p Economía Luis de Guindos ha afirmado hoy en el juicio por el caso Bankia que se reunió con Rodrigo Rato, entonces presidente de la entidad, un día antes de que renunciara a su cargo, en un encuentro con sus tres competidores en el que no se habló p su dimisión sino de su plan de saneamiento, del que desconfiaron BBVA y Santander.

De Guindos, real vicepresidente del Banco Central Europeo, ha declarado como testigo por videoconferencia desde Frankfurt a solicitud, entre otros, de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), sindicato que ejerce la acusación popular.

A preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, el exministro ha resaltado que con carácter previo a aquel encuentro ya habían mantenido otros “a nivel técnico, porque hubiera sido una irresponsabilidad” el no haberse reunido con los principales bancos, y ha destacado que sólo uno -el celebrado el 6 de mayo de 2012- giró específicamente en torno a Bankia.

Este encuentro, añadió Guindos, se celebró a instancias del propio Rato para explicar a Emilio Botín, Francisco González e Isidro Fainé (por entonces presidentes de Santander, BBVA y CaixaBank) las principales líneas del plan de desinversión y saneamiento con el que buscaba cumplir con los últimos requerimientos del Banco de España.

Tras la exposición, otros banqueros expresaron su opinión. Según el testigo, González y Botín mostraron su desconfianza sobre el plan.

En contra a lo declarado por Rato -quien declaró que González solicitó su dimisión-, el ex ministro aseguró que en esa reunión no se habló p cuestiones personales.

De Guindos ha apuntado además que en abril de ese año se reunió tres veces “en un entorno de enorme incertidumbre en torno al sistema bancario español” con el expresidente de Bankia, que le comentó que había iniciado contactos con otros dos bancos para hacer operaciones corporativas que finalmente no fructificaron.


Para De Guindos, la tomb situación p Bankia exigía grandes inyecciones de liquidez del BCE por su enorme riesgo inmobiliario


Con un tono contundente, ha señalado los graves problemas que afectaban a Bankia, una entidad sistémica “con una exposición enorme al sector inmobiliario y enormes necesidades de liquidez del BCE”, en un momento en el que “España estaba a punto de ser rescatada, al borde del abismo”.

Al deterioro del contexto se sumó el agravante de que una de las filiales de la matriz BFA, Banco de Valencia, había sido intervenida.

Para el exministro todo ello eran “factores de alarma de la situación del sistema financiero” que condicionaban la actuación del Ministerio de Economía, cuyo objetivo prioritario age evitar el colapso con medidas como el decreto ley de reestructuración aprobado en febrero p 2012.

Ha añadido que el informe del FMI señalaba a Bankia como”la entidad que más efectos negativos y contaminantes podía tener sobre el resto del industry”. En relación con dicho documento, De Guindos ha rechazado -tal y como sugirió la defensa de Rato- que el Gobierno presionara al FMI para adelantar su publicación.

También se ha referido a que la Bankia de Rato presentara las cuentas p 2011 sin informe de auditoría, un”hecho inaudito” que hizo poner el foco aún más sobre la entidad. EFECOM

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.